LOS INICIOS DEL ECOMMERCE





Octubre 22, 2016



El internet y la World Wide Web ha cambiado la manera en la que compramos y vendemos productos y servicios desde hace más de dos décadas, aunque para México sigue siendo un negocio que aún está en pañales.





La historia del nacimiento del Ecommerce es muy interesante, ya que en los últimos años ha incrementado de manera exponencial y sigue creciendo al mismo ritmo. Los equipos de cómputo y dispositivos por los cuales se lleva acabo, son cada vez más poderosos y están conectados a una infinidad de servidores y bases de datos de todo el mundo que también siguen aumentando en número, y es ahí en dónde podemos conseguir hasta lo inimaginable y entregado hasta la puerta de nuestro domicilio.


Antes del Napster, el intercambio de archivos entre usuarios no era muy común, pero fue partir de la creación de este programa, que gente desconocida alrededor del mundo, empezó a intercambiar sus archivos de forma masiva (en este caso, específicamente música, aunque conocemos como termina el caso). Antes de eso, sólo unos cuantos privilegiados contaban con equipos de cómputo y podían realizar dichos intercambios entre un grupo selecto y privilegiado de personas. De hecho, el primer ecommerce llegó desde mediados de los 80’s, se llamaba Electronic Mall, y contaba con aproximadamente 100 comercios registrados, en donde podías acceder a sus catálogos de productos, con una oferta limitada. Sobra decir, que fue un fracaso, sin embargo, después llegó lo que hoy conocemos como el World Wide Web en 1990, y los consumidores potenciales ahora tenían un acceso ilimitado a todo lo disponible en “la web”. Después, en 1994 se habilita el procesamiento de pagos con tarjeta de crédito en línea, abriendo la puerta a un negocio billonario para quienes supieran tomar ventaja de ello.


A mediados de los 90’s arrancan los dos grandes pioneros del Ecommerce: Amazon e eBay. Aunque Amazon empezó por ser un comercio de venta de libros en línea, hoy lo conocemos como el más grande retailer en línea (o bien, e-tailer) y quien ha fijado el estándar del ecommerce. Creó filtros para que puedas encontrar el producto en específico que buscas y hasta personalizaron recomendaciones de productos para sus clientes en base a sus compras anteriores. También implementaron lo que hoy los hace una autoridad en investigación de productos por parte de sus consumidores, que es el apartado de “Opiniones”, un espacio libre para que el consumidor pueda dar sus puntos de vista y recomendar, o no recomendar, a un producto en particular. Un negocio que empezó en una cochera en 1995, hoy tiene más de 17,000 trabajadores a nivel mundial gracias a las poderosas herramientas de la tecnología.



Otro caso parecido es el de eBay, quien, con solamente dos empleados de tiempo completo, vendió $7.2 millones de dólares en 1996 en artículos viejos que la gente ya no quería y vendía en línea a través de su portal.



Se expanden y para 1997 ya vendían $95 millones de dólares en mercancía. Ahora venden más de $50 billones de dólares anuales y cuentan con más de 220 millones de usuarios.





Los fundadores de eBay y Amazon ambos visualizaron el potencial de la maravillosa plataforma de internet y sus herramientas tecnológicas desde el comienzo, y fue esa visión y una pequeña inversión lo que los convirtió al día de hoy en los más grandes en su tipo. Las diferentes herramientas tecnológicas disponibles han permitido la creación de otro tipo de negocios en línea como son Alibaba, AirBnB, Uber, Spotify, etc. y cada día crecen en número, brindando nuevas oportunidades, para hacer nuevos negocios, a quienes puedan descubrirlas antes que el resto.